14.9 C
Santiago del Estero
InicioCoronavirusDecisión histórica por parte de un tribunal italiano: Un juez reconoce que...

Decisión histórica por parte de un tribunal italiano: Un juez reconoce que las vacunas Covid están produciendo efectos adversos muy graves y miles de muertes

Histórica decisión. Un juez italiano reconoce que las vacunas Covid están produciendo efectos adversos muy graves y miles de muertes.

Con esta histórica decisión judicial, “el riesgo para el genoma humano está ahora legalmente establecido”, dijo Renate Holzeisen, abogada del demandante, en una entrevista para una radio italiana. “Esto podría ser un hito” dijo el abogado Reiner Fuellmich durante la sesión 113 del Comité para la investigación del coronavirus.

El 6 de julio de 2022, el tribunal de Florencia aprobó una sentencia que anula la medida tomada por la Orden de Psicólogos de la Toscana contra uno de sus miembros, el motivo es: “la suspensión del ejercicio de la profesión corre el riesgo de comprometer derechos individuales primarios como el derecho a un medio de vida y el derecho al trabajo”.

El juez dictaminó que el psicólogo no necesita vacunarse para ejercer su trabajo al establecer que estas sustancias no evitan el contagio y la transmisión. Por lo tanto, frente a la ley italiana, no puede haber una obligación.

También reconoce que estas sustancias provocan graves efectos adversos.

Por lo tanto, es aún menos legítimo obligar a nadie a inyectarse.

El juez puso en el centro la dignidad del ser humano y se refirió dos veces al periodo del nazismo y del fascismo. La vacunación obligatoria es posible si hay un consentimiento informado. En el caso de las inyecciones de Covid, explicó que no es posible un consentimiento informado, ya que desconocemos los ingredientes y los mecanismos de estas sustancias debido al secreto industrial y supuestamente militar.

Esta decisión provisional se basa en una conclusión seria: no hay derecho a suspender a un ciudadano del derecho al trabajo en base a esta solicitud ilegal de vacunación con estas sustancias experimentales.

Con esta histórica decisión judicial, “el riesgo para el genoma humano está ahora legalmente establecido”, dijo Renate Holzeisen, abogada del demandante, en una entrevista para una radio italiana.

“Esto podría ser un hito”, subrayó Reiner Fuellmich en el transcurso de la sesión 113 del Comité Coronavirus.

“No hay obligación, ya que los datos oficiales muestran que estas sustancias experimentales no previenen la infección y la transmisión entre las personas tratadas con 3 o más inyecciones de Covid”.

En primer lugar, el juez declara que, basándose en los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, la AIFA (Agencia Italiana del Medicamento) y el SSN (Servicios Sanitarios Italianos), está muy claro que estas sustancias (también conocidas como vacunas Covid), definidas varias veces por el juez como “experimentales”, no previenen la infección del virus. Para que la vacunación sea obligatoria, se debe demostrar que las sustancias funcionan.

Por lo tanto, como no funcionan, ante la ley italiana, no puede haber obligación.

El médico que dirige los cuidados intensivos en Verona ha declarado en televisión que todos los pacientes de cuidados intensivos son personas tratadas con 3 inyecciones de Covid.

“No se puede obligar a nadie a inyectarse ya que estas sustancias provocan graves efectos adversos y esto se basa en los datos públicos oficiales relativos a los efectos adversos.”

En la decisión judicial, el juez también reconoce que estas sustancias causan efectos secundarios muy graves que pueden incluso provocar la muerte, y también hace referencia al riesgo de mutación genética.

Por tanto, es aún menos legítimo obligar a nadie a inyectarse.

“La dignidad del ser humano está en el centro. La vacunación obligatoria no es posible porque NO hay consentimiento informado debido al secreto industrial y supuestamente militar sobre los ingredientes y el mecanismo de estas inyecciones.”

Incluso si estas sustancias funcionaran para prevenir estas infecciones, después del período nazi y del fascismo, no puede ser una obligación sin un consentimiento informado.

El juez declaró que no hay ningún beneficio para estas sustancias PERO incluso si hubiera un beneficio, no podemos sacrificar el derecho individual en nombre del interés común, y poner la dignidad del ser humano en el centro.

El juez se refirió dos veces a la época del nazismo y del fascismo, al artículo 32 de la Constitución italiana destacando que por algo la Dignidad está en el centro del primer artículo de la Constitución alemana.

Explicó que no es posible un consentimiento informado ya que desconocemos los ingredientes y los mecanismos de estas sustancias (secreto industrial y supuestamente militar).

Recordemos que un grupo de activistas italianos de Derechos Humanos presentó una Ley de Libertad de Información a la EMA y a la Autoridad Italiana del Cuidado pidiendo información clara sobre los ingredientes y la seguridad de estas sustancias experimentales alias inyecciones Covid. Como respuesta, la EMA dijo que no se puede compartir ninguna información ya que existe un secreto militar.

En su decisión, el juez lo afirmó: no hay información disponible sobre estas sustancias y aunque pidamos información públicamente, no la recibimos. No hay consentimiento informado.

En esta decisión histórica, el juez toscano concluyó que, en base a todo ello, la discriminación de este psicólogo y su suspensión de empleo es totalmente ilegal. Sin escuchar a la otra parte (Cámara de Psicólogos de la Toscana), declaró que no hay tiempo para gastar más para este psicólogo que ha sido suspendido el pasado mes de octubre de 2021. La evidencia es muy clara.

Esta decisión provisional se basa en una conclusión seria: no hay derecho a suspender a un ciudadano del derecho al trabajo basado en esta vacunación obligatoria ilegal con sustancias experimentales. El 15 de septiembre de 2022 tendrá lugar una futura vista judicial, en la que el juez se pronunciará en función de lo que presente la cámara de psicólogos. Pero el juez también muestra que no hay necesidad de ir al tribunal constitucional, ya que sabemos que estas sustancias (también conocidas como la vacuna Covid-19) no previenen la infección. Ante la ley italiana sobre la obligatoriedad de la vacuna Covid, basta con decir que la suspensión del trabajo de los trabajadores sanitarios es ilegítima porque estas sustancias no hacen lo que pide la constitución.

Durante los últimos 2 años, hemos visto decisiones increíbles en las que los jueces dicen que no pueden tomar decisiones que vayan en contra de las decisiones gubernamentales. La vacunación obligatoria para todos los trabajadores y las personas mayores de 50 años ya está en marcha en Italia, incluso si los datos oficiales relativos a los eventos adversos graves muestran el peligro de estas sustancias. Esto sucede en un país en el que las continuas campañas publicitarias venden las vacunas Covid como “seguras y eficaces” – es decir, el primer ministro Mario Draghi y el presidente Sergio Mattarella, han declarado en varias ocasiones que sólo las personas que se sometan a estos tratamientos sobrevivirán y las demás se teñirán y serán responsables de las muertes por Covid.

Tras dos años de pandemia de Covid -en los que muchos han luchado por defender su libertad y sus derechos- “un gran juez y una gran sentencia” abren un nuevo rayo de esperanza. Esta es la primera decisión con la que un juez italiano declara la verdad material y la imposición del tratamiento es radicalmente ilegítima.

FUENTE: https://www.alertadigital.com/2022/07/20/decision-historica-por-parte-de-un-tribunal-italiano-un-juez-reconoce-que-las-vacunas-covid-estan-produciendo-efectos-adversos-muy-graves-y-miles-de-muertes/

NOTICIAS RELACIONADAS
Chacareandoi